• La estrategia seguirá siendo la de un mayor muestreo para la detección del virus y su rápida contención 
  • Se han registrado 3 mil 172 pacientes de coronavirus, de los cuales 598 están en etapa activa; 156 personas han fallecido; otras 156 están siendo analizadas por ser sospechosas a COVID-19; y 95 se reportan con algún nivel de complicación

La aplicación de muestras ha sido una de las estrategias más eficientes implementadas por el sector salud del Estado de Aguascalientes, debido a que permite una rápida contención del virus. Por este motivo, desde la aparición del primer caso de COVID-19 en la entidad, se han aplicado un total de 13 mil 200 pruebas, de las cuales mil 579 se han hecho a pacientes recuperados, es decir han sido segundas pruebas. 

En este sentido, el doctor Miguel Ángel Piza Jiménez, titular del Instituto de Servicios de la Salud del Estado de Aguascalientes (ISSEA), anunció que se está analizando, con base en nuevas investigaciones, que la segunda aplicación de pruebas sea exenta, para así enfocar todos los trabajos del Laboratorio Estatal a la detección de nuevos casos. 

Esto, explicó el secretario, debido a que las investigaciones recientes indican que el virus tiene capacidad infectante en el organismo que lo aloja máximo durante 14 días, por lo que tras este periodo, si el paciente no presenta síntomas, puede integrarse a su vida con normalidad. 

Piza Jiménez, además dio a conocer que al día de hoy se han registrado 3 mil 172 pacientes de coronavirus, de los cuales 598 están en etapa activa; 156 personas han fallecido; otras 156 están siendo analizadas por ser sospechosas a COVID-19; y 95 se reportan con algún nivel de complicación. 

Aunque los índices de mortalidad y de contagio siguen en aumento, Piza Jiménez refirió que se mantienen con cierta estabilidad, sin embargo “no podemos decir que se ha llegado al pico máximo de la pandemia hasta que no se sigan presentando casos de contagio o fallecimientos.” 

Por esto, el titular del ISSEA apuntó que la participación ciudadana es pieza clave en el control de la curva de contagios y decesos, y reiteró el llamado a acatar las medidas sanitarias que ya todas y todos conocemos, y con las cuales tenemos que aprender a vivir.