• Las decisiones que se toman son todas buscando un equilibrio entre la salud y la economía; todas han sido responsables 
  • Tabaquismo se suma a las comorbilidades frecuentes entre pacientes que no superan el COVID-19 

Esta mañana, el gobernador del Estado extendió un agradecimiento a las y los dueños de bares y antros que durante la semana de Ley Seca, ponderaron el bien común y permanecieron cerrados, aún con el coste económico que esto representa en sus negocios. 

Esto, aseguró Martín Orozco Sandoval, se verá reflejado en una baja en los contagios durante las próximas semanas, lo que permitirá dar un respiro al personal médico y generará mayor confianza entre la ciudadanía, demostrando que cuando se suman acciones, las estrategias tienen efectos positivos.

“Hemos tomado decisiones importantes, todas con un alto grado de responsabilidad y buscando el equilibrio entre la salud de las familias y la economía de todos los sectores”, refirió el mandatario al remarcar que en Aguascalientes, el esfuerzo de todos los actores comprometidos en superar esta crisis está dando buenos resultados. 

Orozco Sandoval señaló que en los últimos reportes de la Secretaría de Salud, Aguascalientes presenta mejores indicadores respecto a la disponibilidad hospitalaria y el decremento en los contagios; dijo que aún falta ver los efectos positivos de la implementación de la Ley Seca. 

Finalmente, hizo hincapié en que es en la vida social donde hace falta redoblar esfuerzos, destacando que con el uso correcto del cubrebocas, las buenas prácticas de higiene y el apego a las medidas de distanciamiento social, se logrará un mayor control de la pandemia. 

Por su parte, el titular del Instituto de Servicios de la Salud del Estado de Aguascalientes (ISSEA), Miguel Ángel Piza Jiménez señaló que el tabaquismo se suma a las comorbilidades frecuentes entre las personas que han fallecido por Coronavirus en la entidad.  

Añadió que la hipertensión, diabetes mellitus, obesidad, índice renal, enfermedad pulmonar obstructiva crónica se mantienen como padecimientos relacionados al COVID-19 y los pacientes positivos, en el rango de entre los 20 y 59 años de edad.

Al 23 de septiembre, Aguascalientes llega a 599 decesos y con 68 positivos se alcanza la cifra de 8 mil 516 casos confirmados, por 21 mil 188 negativos. El IMSS es la institución de salud que atiende más casos muy graves y graves, con 80 y 42, respectivamente.