• El gobernador Martín Orozco encabezó el evento “Limpiemos el Bosque de Cobos”
  • Continúan las acciones para conservar esta Área Natural Protegida
  • Trabajo coordinado entre dependencias y asociaciones civiles para legar un medio ambiente sano a las futuras generaciones

Gracias al trabajo coordinado, el Bosque de Cobos, área natural que abarca 5 mil hectáreas de biodiversidad, se encuentra hoy en plena recuperación luego de que durante años fue un tiradero de escombro clandestino en la entidad. 

Así lo señaló el gobernador Martín Orozco Sandoval al encabezar el evento “Limpiemos el Bosque de Cobos”, en donde reconoció la importante labor de las y los guardabosques que habitan en las comunidades aledañas a esta zona y que de manera voluntaria la protegen. 

El mandatario señaló que las actividades de desarrollo y progreso urbano han llevado al deterioro del Medio Ambiente, por lo que los esfuerzos que se hacen para consolidar un estado vanguardista se deben hacer de manera proporcional en beneficio de la conservación y restauración de la naturaleza y las especies. 

Por su parte, la titular de la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (PROESPA), Ofelia Patricia Castillo Díaz, dio a conocer que en estas acciones por restaurar el Bosque de Cobos, se sumaron los esfuerzos de la Secretaría de Sustentabilidad Medio Ambiente y Agua (SSMAA), de la Secretaría de Obras Públicas (SOP) y del Instituto Estatal del Agua (Inagua), para llevar a cabo la recolección y adecuado depósito de más de mil 500 toneladas de escombros, así como recolección manual de basura. 

Señaló que como parte de este compromiso con el Medio Ambiente y las familias de esta zona, se colocarán señalamientos para prohibir la tira de residuos de cualquier tipo, así como cámaras de video vigilancia para monitorear el área y poder sancionar a quien cometa estos delitos. 

Finalmente, apuntó que estos esfuerzos conjuntos entre el gobierno y las asociaciones civiles, darán como resultado un gran beneficio para los suelos y  la fauna y flora de nuestras Áreas Naturales Protegidas, llamando a la población a sumarse a las acciones para legar un planeta sano a las futuras generaciones.