●     ISSEA en coordinación con la SSPE hacen revisión de pasajeros y viajeros las 24 horas del día, con esta medida se identifican posibles portadores del Coronavirus

Con base en las acciones que el gobernador Martín Orozco Sandoval indicó a fin de evitar la propagación masiva del nuevo Coronavirus (COVID-19) en nuestra entidad, desde días pasados se han implementado cercos sanitarios en los puntos de riesgo como lo son el Aeropuerto Internacional Jesús Terán y la Central de Autobuses, así como las puertas de acceso a la entidad.

En este sentido, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE), ha indicado que en promedio por día se han revisado en coordinación con el Instituto de Servicios de Salud del Estado de Aguascalientes (ISSEA), alrededor de 1600 vehículos en las puertas de acceso Norte, Sur y Calvillo y cerca de 4 mil 761 personas.

Hasta el momento no se ha detectado personas con síntomas, y no se ha sugerido aislamiento.

Además, el ISSEA ha informado que en los cercos sanitarios que se han instalado en la Central de Autobuses, desde el 29 de febrero a la fecha se han registrado 81 usuarios sintomáticos de los cuales no hubo ningún caso positivo; en total se han revisado a más de 12 mil pasajeros a los que además se les brindó toda la información sobre las medidas de prevención.

Se detalló que del 16 al 20 de marzo se aplicaron medidas de filtro sanitario a 116 autobuses provenientes de la frontera, con ayuda de personal del ISSEA; 6 médicos, 12 promotores de salud y 1 coordinador. 

En lo que respecta al aeropuerto, se ha revisado a más de 300 pasajeros provenientes de vuelos internacionales, de los cuales 147 se encuentran en aislamiento en sus domicilios.

Asimismo, 418 pasajeros de vuelos nacionales pasaron los por filtros sanitarios y 42 fueron puestos en aislamiento domiciliario.

Estas acciones continúan llevándose a cabo las 24 horas del día, debido a que Aguascalientes aún se encuentra en la Fase 1 de la contingencia sanitaria, lo que significa que los 4 contagios presentes hasta hoy, siguen siendo importados.

Por lo tanto, con estas medidas se pretende retardar lo más posible la Fase 2, detectando oportunamente los síntomas de posibles portadores del Coronavirus, para evitar que estén en contacto directo con más personas y puedan contagiarlas.