• En automóviles, el cubrebocas solo es necesario en caso de compartir el vehículo con más personas 
  • Se reportan 5 mil 384 casos confirmados, 4 mil 19 recuperados y 295 defunciones 
  • La disponibilidad de camas se mantiene arriba del 50 por ciento en ambos casos 

Como una acción para reforzar las estrategias de contención del coronavirus en nuestra entidad, el uso del cubrebocas en todos los espacios públicos y/o lugares donde se conviva con más gente o sean de uso común, como los vehículos compartidos, se ha hecho necesario, por lo cual también se trabaja en coordinación con las autoridades municipales. 

En este sentido, el Instituto de Servicios de la Salud del Estado de Aguascalientes (ISSEA), señaló en rueda de prensa que esta acción deberá ir de la mano con el fortalecimiento del actuar ciudadano, en función de que las medidas de higiene y prevención que ya se han venido aplicado deben tomarse con mayor apego. 

Además, durante el informe, se apuntó que en la entidad ha crecido la cantidad de pacientes que se han recuperado de COVID-19, los cuales representan más del 70 por ciento de los contagiados, siendo un total de 4 mil 19 aguascalentenses que han logrado sobrellevar con éxito la enfermedad. 

Así mismo, se reportan un total de 5 mil 384 casos confirmados, de los cuales 295 han sido defunciones; se ha tomado muestra a 19 mil 154 pacientes y, atendiendo a la estrategia que nos posiciona como la cuarta entidad que más pruebas aplica por cada 100 mil habitantes, están en análisis los tests de 125 personas. 

Se informó también que la tasa de letalidad se mantiene en 5.5, y 4.9 tomando solamente la información local; la disponibilidad de camas generales es del 72 por ciento; y 59 por ciento de disponibilidad de camas con ventiladores. 

Se reportan 47 graves y 62 muy graves, así como los decesos de cuatro hombres y una mujer, todos mayores de 60 años. 

Se recuerda a la ciudadanía la importancia del uso de cubrebocas, el lavado de manos constante,  el uso de gel antibacterial, evitar acudir a sitios donde se reúna gran cantidad de personas, así como el monitoreo de síntomas como fiebre, tos seca, dolor de cabeza, malestar general y diarrea, ante lo cual es necesario acudir a atención médica.