El Secretario General de Gobierno, Juan Manuel Flores Femat, anunció que por instrucciones del gobernador Martín Orozco Sandoval, se ha comenzado un análisis completo y puntual sobre las repercusiones que podría tener la reforma en la Ley de Aguas Nacionales que impulsa el Gobierno Federal, tanto en el sector público como en el productivo.

El encargado de la política interna en Aguascalientes explicó que la federación buscaría con esta modificación establecer las tarifas de agua y las metas de eficiencia, apoderarse de los distrito y unidades de riego, entre otros desaciertos. 

Aseguró que existe un temor que ha sido manifestado por las y los productores locales, así como por el sector público, de que el manejo del agua se centralice, pues no se estaría cambiando a la Ley, se estaría reglamentando el uso del agua, lo que significa una falta grave en contra de todas y todos. 

En este sentido, informó que ya se tienen detectados los alcances negativos de la reforma, por lo que será necesario convocar a un diálogo con los gobiernos municipales, empresas, productores, organismos operadores de agua y demás partes que se verían afectadas para que en conjunto se generen estrategias y propuestas que luego se presenten a legisladores federales. 

Por último, manifestó que el Gobierno del Estado está comprometido con el uso eficiente de dicho recurso, muestra de ello es que en lo que va de la administración de Orozco Sandoval se ha incursionado en mega proyectos para aprovechar el agua y reusarla.